Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar – Argentina – Quieren prohibir las apuestas deportivas por Internet.

zonadeazar_arg

Diputados de la Coalición Cívica denuncian que estos espacios se usan para blanquear divisas provenientes de negocios ilegales. Desde el sector aseguran que la solución no es prohibir la actividad, sino legislarla.

Con la masificación de internet han proliferado los portales que ofrecen jugar y adivinar los resultados de prácticamente cualquier evento deportivo. El negocio creció tanto que hasta deportistas de primera línea se vieron implicados. Uno de los casos más sonados involucró al tenista ruso Nikolay Davydenko, sancionado en agosto de 2007 luego de perder un partido con el argentino Martín Vassallo Argüello. En ese encuentro se registró un inusual número de apuestas en favor de nuestro compatriota, claramente no favorito, lo que derivó en la acusación contra el ruso por “haber ido a menos”.

En Argentina, recién en el año 2006 se pudo apostar a través de este sistema, pero sólo había dos provincias cuya legislación permitía operar en apuestas deportivas online: Formoapuestas en Formosa y la mundialmente conocida Bwin en Misiones. Ambas tuvieron inconvenientes y generaron más desconfianza. En 2008, Formoapuestas fue acusada de fraude y Bwin clausurada por la justicia, aunque hoy continúa en actividad.

En 2009, Lotería Nacional realizó una licitación para adjudicar a una empresa de juegos los derechos por una década para explotar el mercado de apuestas deportivas por Internet. Pero las irregularidades que hubo en esa cita (Lotería Nacional fue acusada de favorecer a Tecno Acción SA, perteneciente a Casino Club SA, empresa del empresario del circulo íntimo del kirchnerismo Cristóbal López) hicieron que no se concretara y el asunto quedó pendiente para más adelante.

Paralelamente, el Grupo de Acción Financiera Internacional presentó en Europa un informe en el que estableció que el dinero de las apuestas deportivas servía para el blanqueo de capitales generados por diferentes tipos de delitos.
Esta suma de inquietantes datos motivó a un grupo de diputados de la Coalición Cívica a presentar un proyecto con el objetivo de prohibir las apuestas deportivas por internet en Argentina. Héctor Piemonte (Buenos Aires), Elisa Carrio (CABA), Fernando Iglesias (CABA), Carlos Comi (Santa Fe), Susana García (Santa Fe) y Juan Carlos Vega (Córdoba), firmantes de la iniciativa, argumentan que “se hace necesario dictar una ley que impida en forma expresa el juego electrónico deportivo a través de Internet. En este sentido, y ante el riesgo que implica que nuestro país desarrolle este tipo de servicios, creemos necesario que se adopten acciones claras consistentes en la prohibición del uso de tarjetas de crédito y otros medios electrónicos para transacciones online de apuestas, como lo han hecho en otras partes del continente, particularmente en EEUU, y en la mayoría de los países de Europa”.

La iniciativa ingresó a Diputados el último 29 de diciembre y debe pasar por las comisiones de Acción Social y Salud Pública; Finanzas; y Presupuesto y Hacienda antes de llegar al debate en el recinto. Pretende modificar el artículo 15 de la ley 25295 de Pronósticos Deportivos, que quedaría de la siguiente manera: “La captura de apuestas de los concursos de Pronósticos Deportivos podrá realizarse por los medios tecnológicos disponibles, con la excepción del uso de Internet u otra forma de comunicación a distancia, siendo de aplicación los porcentajes de distribución establecidos en la presente ley. A los efectos indicados precedentemente, Lotería Nacional Sociedad del Estado y cada ente oficial adherente, establecerán en sus respectivas jurisdicciones la forma de autorización aplicable. De capturarse apuestas del exterior, Lotería Nacional Sociedad del Estado y los entes oficiales adherentes acordarán las formas de realización y su asignación, aplicándose la distribución que correspondiere a las mismas, de acuerdo a lo establecido en la presente ley”.

A su vez, el proyecto aspira a activar sanciones de aplicación complementaria relacionado con el encubrimiento y lavado de activos de origen delictivo. La ley se aplicará en toda la Argentina, prohibiendo la publicidad de actividades lúdicas que insten a las apuestas electrónicas, a las empresas de juego de azar que utilicen internet u otro medio para realizar las apuestas.

La iniciativa también pretende suprimir la utilización de las tarjetas de crédito o débito para efectuar los pagos de las apuestas. De esta manera, la regulación no sólo abarca a los consumidores de las apuestas por internet, sino también a las entidades comerciales, financieras y crediticias que permitan estas transferencias, ya que serán sancionadas de acuerdo a lo que establece el Banco Central.

No prohibir, legislar

Andrés Wasserman, CEO de Bwin Argentina, considera que la prohibición no es la mejor alternativa para combatir el lavado de dinero. “En todo el mundo Bwin vela por un marco regulado para combatir el mercado negro y los escándalos fraudulentos. Las prohibiciones en el mundo moderno son improductivas, fomentando el efecto exactamente contrario al buscado”, sostiene. Como ejemplo positivo pone el de Italia, donde el año pasado se legisló la actividad y ya se consiguió blanquear el 50% de las apuestas online.

“Bajo un marco regulatorio adecuado, el Estado puede satisfacer sus políticas públicas otorgando las licencias correspondientes a los operadores que puedan cumplir con los más estrictos niveles de control (identidad de jugadores, tributación por jurisdicción, limites de juego, menores, etc), lavado de dinero, cargas impositivas y otros elementos que el mundo offline no puede proveer”, continúa Wasserman.

El legislador porteño Daniel Amoroso (Pro), que es además secretario general de Aleara (el sindicato que agrupa a los trabajadores de juegos de azar), coincide en que “este proyecto de ley no ayudará a combatir el mercado negro sino todo lo contrario. La mejor manera de regular una actividad es legislándola, no prohibiéndola”.

“Internet otorga standard de seguridad y mecanismos de control del nivel más alto que se puede obtener. No se entiende muy bien por qué se querría prohibir sólo las apuestas deportivas online y no las offline o en casas de apuestas/loterías”, se pregunta Wasserman, y asegura que en el caso de las apuestas por Internet “el registro obligatorio de cada jugador permite conocer al cliente, sus conductas de juego y detectar antes que nadie casos sospechosos de fraude en eventos o lavado de dinero”.

Por su parte, Miguel Menegazzo Cane, senior partner del Estudio Baker & Mc Enzie, coincide con el CEO de Bwin con respecto a los peligros de prohibir las apuestas deportivas en lugar de reglamentarlas: “Una ley federal no puede restringir la potestad constitucional de las provincias para legislar en materia de juego. Un proyecto que lo prohíbe, como éste, es flagrantemente inconstitucional, por ende, no evita el juego a través de las empresas radicadas en el exterior. Estas son las que evaden y no pagan impuestos, no cumplen normas ni están sujetas a control. Graciosamente, el proyecto prohíbe el juego a través de las empresas radicadas en el país que están autorizadas, tienen controles, y pagan impuestos”.

¿Cuál es la solución a este asunto? Pues serán los diputados y senadores los que deban analizar todas las alternativas y los argumentos para legislar en consecuencia.

Fuente: Congreso de la Nacion



Read previous post:
Zona de Azar – Misiones – Programas para el festejo del Bicentenario.
Close