Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar – Miami Dade College crea Casino Game Institute. Profesionales para Casinos.

Estados Unidos.Florida.- www.zonadeazar.com Los casinos han sido una de las industrias con sólido crecimiento en Florida durante la caída de la economía, con la apertura regular de nuevos locales que albergan máquinas tragamonedas.

El condado de Broward tiene cinco casinos con estas máquinas, mientras que Miami-Dade tiene tres. Y en los próximos meses abrirán dos nuevos locales en Hialeah Park y en Miami Jai-Alai.

“Se va a necesitar gente entrenada que además sean bilingües”, dijo Chairnoff, refiriéndose al crecimiento de esta industria en Miami-Dade y en el sur de Florida, en general.

En el otoño de este año, el Miami Dade College (MDC) entrará también en el campo de la instrucción para máquinas de casinos.

El MDC está estructurando el Casino and Gaming Institute, el cual ofrecerá cursos para usuarios de tragamonedas, los repartidores de cartas, los técnicos de tragamonedas y el personal de seguridad de los casinos.

“Es obvio que hay un crecimiento de la industria del juego y las apuestas en el sur de Florida”, dijo Juan Mendieta, vocero de MDC. “Eso está generando empleos”.

Y ¿qué lleva a la gente a buscar una carrera en reparación de máquinas de juegos?

Los estudiantes del Sheridan Technical en Hollywood son difíciles de categorizar.

Algunos han tenido trabajos previos en electrónica, pero la mayoría no. Casi todos son hombres, pero hay algunas mujeres. La edad promedio comienza en los 20, pero hay estudiantes en sus 50.

Gregory Thomas, por ejemplo, pasó 31 de sus 53 años trabajando como técnico electrónico para una compañía biomédica en Kendall, pero dejó ese trabajo el año pasado por la larga distancia entre su casa en Hollywood y su trabajo. Solicitó trabajo como técnico para las máquinas en un casino local, pero no fue aceptado por falta de calificaciones.

“Con el alto desempleo ellos escogen a quienes quieren”, dice Thomas. “Entonces decidí volver a la escuela”.

El costo de los estudios por nueve semanas es de unos $700, pero con subvenciones es posible lograr ayuda y el costo se reduce a menos de $150.

El grupo de 20 estudiantes de Sheridan se graduará este mes, y un nuevo curso de nueve semanas comenzará de inmediato. El entrenamiento se imparte todo el año.

Al terminar sus estudios, los nuevos graduados suelen buscar empleo en técnicos de tragamonedas en los casinos del sur de Florida, en los cruceros o en otros lugares de juegos de azar. El salario varía entre $10 y $14 por hora.

Pero no todo es tan fácil como parecer. Trabajar con las máquinas de los casinos requiere también conocer la gran cantidad de normas y regulaciones estatales que rigen las máquinas y los juegos. Por ejemplo, para operar ciertas partes de las máquinas se necesita tener permiso de supervisor o supervisión del Gobierno.

El trabajo incluye práctica en calibración de pantallas de video, revisión del cableado y manejo de los niveles de sonido.

Tan técnico como eso pueda sonar, muchas veces el trabajo en un casino se enfoca en el servicio al cliente, pues muchas veces los jugadores no entienden las reglas de cada máquina, en especial los requerimientos para ganar siempre el premio mayor.

Una maquina quizás pueda pagar el premio mayor sólo si el jugador hace cierta cantidad de apuestas, por ejemplo, si logra poner en línea los numeros “7”, los limones o las cerezas en cierta forma.

“Usted sólo les enseña, es una máquina simple”, dice Lisa Santaniello, graduada en Sheridan en 2009, quien trabaja en el Mardi Gras Casino en Hallandale Beach y que ahora ha sido promovida de asistente de máquinas tragamonedas a supervisora de piso.

Esta residente de Davie, de 50 años de edad, decidió entrenarse en máquinas de casino, luego de haber sido despedida de su anterior trabajo como gerente de oficina por un recorte de personal.

“Me encanta desbaratar cosas, es realmente divertido”, dice Santaniello.

Sin embargo, hay una desventaja: Ella siempre ha jugado con esas máquinas de forma recreativa, un pasatiempo que ya no es tan llamativo.

“Entre más sé de esas máquinas, menos me interesa jugar”, advierte.

Fuente: Por Michael Vásquez, The Miami Herald

Editó: @_fonta www.zonadeazar.com



Read previous post:
Zona de Azar – WSOP: “The Big One to One Drop” con el agua como objetivo.
Close