Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar – Venezuela – Pérdidas y reducción de personal evalúan en locales afectados

El Caracas – Magallanes de este lunes arranca a las 7:30 de la noche. “¿Cómo vamos a correr a la gente?”, si los cafés de la terraza del Metrópolis, por ejemplo, ya están obligados a cerrar a las 9:00 en punto, se pregunta José Gregorio González, el administrador de uno de ellos que, por su naturaleza, cerraba a medianoche.

Más allá del mal trago que supone desalojar a los clientes, aflora la inestabilidad con la que recibieron el nuevo año los trabajadores de centros comerciales que deben ceñirse a la restricción horaria. “No tengo duda de que se sacrificarán al menos cuatro puestos de empleo, porque se trata de personal concentrado en horas que ya no van a estar operativas”, expone González. El local funciona todavía con dos turnos de 8 personas cada uno.

La Gaceta Oficial N° 39.332 fechada el 21 de diciembre de 2009 regula el uso de energía eléctrica en centros comerciales (entendidos como “clientes de alto consumo” por Corpoelec) entre 11 de la mañana y 9 de la noche desde el 1 de enero. Los comerciantes coinciden en definir la situación como “un balde de agua fría”. “¿Hacia dónde va esto? Hacia una reducción de personal y un reajuste de gastos operativos para tratar de paliar lo que, creo yo, nos va a afectar en un 20%”, prevé el comerciante.

Aunque advierten que todavía es muy temprano para precisarlo, encargados de locales en ferias de comida como Jesús Soto calculan que las ventas caerán hasta en 20%. En su puesto de tequeños, comentó que la nueva disposición del Gobierno Nacional “nos afecta bastante, sobre todo los fines de semana en la noche”. A otros la regulación eléctrica los afecta más temprano. En la venta de empanadas y café propiedad de Jully Torres, en el centro comercial Cristal, la franja de 10:00 a 11:00 de la mañana le aportaba un promedio de ventas de 300 bolívares fuertes diarios en desayunos. Ahora dejará de percibir más de 7 mil bolívares al mes.

Hasta 6 horas menos

Los turnos de trabajo para los empleados de la cadena Cines Unidos en Valencia también sufrieron modificaciones. En Metrópolis, aunque seguirán entrando a las 10:00 de la mañana, la salida se acortó de las 2:00 de la madrugada a las 10:00 de la noche.

En La Granja la reducción fue dos horas más drástica. Antes los empleados comenzaban sus labores a las 9:00 de la mañana, pero desde ahora la administración del centro comercial los dejará ingresar al local a las 11:00. En la noche también achicaron el fin de la jornada las mismas cuatro horas del caso de San Diego.

Algunos empleados que suministraron estos datos expresaron su preocupación por la incierta estabilidad laboral que perciben, aunque aclararon que la empresa les ha garantizado que ningún puesto de trabajo se verá en peligro.

Para los clientes, los horarios de proyección de las películas se han reajustado de tal forma que los últimos usuarios salgan de las salas de cine a más tardar a las 9:00 de la noche. Esto implica que los boletos ya se comenzaron a vender hasta dos horas antes. Bélgica Mejía se considera cinéfila. Mientras veía la “nueva” cartelera, rechazaba la medida gubernamental.

“Nos están quitando hasta la posibilidad de medio divertirnos un rato entre semana. Me parece desagradable. Pienso que es una venganza. No sé qué denota (el Gobierno) ahora contra los centros comerciales. Estos espacios son visitados por personas de todas las clases sociales. Para ahorrar (energía eléctrica) está la casa y es un problema que parte de la información y la educación. No es justo quitarle así a la gente la poquita diversión que le queda”.

Mientras hacía la fila para adquirir tickets, Ana Peña se mostró a favor del reajuste. “Si hay que ahorrar energía eléctrica, todos tenemos que contribuir. El grupo de gente que viene al cine en la noche es muy selecto, muy pequeño”. El sábado, gerentes de centros comerciales estimaban que el 30% de los usuarios prefería el extinto horario estelar de 9:00 de la noche.

Casinos y salas de bingo también están obligados a trabajar sólo entre 6:00 de la tarde y 12:00 de la medianoche. Sin embargo, el bingo que funciona dentro del centro comercial Shopping Center todavía laboraba este domingo las 24 horas del día, como es habitual, según trabajadores del lugar.



Read previous post:
Zona de Azar – IAFAS – Se resuelve postergar la licitación por tres nuevas salas de Juego.
Close