Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar – Rio Negro – Lotería, Cámara de Comercio, Concejo y funcionamiento del Casino.

RuletaMuyBuenaResulta dificultoso, controvertido y sumamente comprometido expedirse objetivamente sobre la verdadera situación que envuelve el funcionamiento del Casino local.

Han expresado su opinión la Cámara de Comercio e Industria Local, el interventor de la Lotería Provincial y la presidenta del Concejo Deliberante de Viedma. Estos actores arguyen que les asiste la razón y los vecinos una vez más, nos convertimos en atónitos observadores de lo que acontece en la ciudad con un tema donde las opiniones repartidas dividen nuevamente a la sociedad viedmense.

En ese sentido, el interventor de la Lotería expresa que “es equivocada la interpretación que sostiene que la actividad de los casinos y salas de juego de azar promueven la ludopatía”, y posteriormente afirma, existirían “consecuencias gravísimas para la provincia debido a que las utilidades del juego son transferidas a salud, educación, emergencias sociales, etc…”.

Evidentemente, el interventor, debería cerciorarse con respecto a esta patología -conocida como ludopatía- que durante la década del 80 ya se encuentra definida como una enfermedad oficialmente reconocida por la Organización Mundial de la Salud.

El cuadro patológico tiene concordancia con otras adicciones como el alcohol o las drogas ilegales. Sólo que la diferencia entre las mismas transita por carriles paralelos porque el juego constituye una cuestión actitudinal del individuo -sin ingestión de químicos-, en cambio en otras adicciones, se observa la presencia de un efecto tóxico que perjudica a la persona.

Por otra parte, la presidenta del Concejo Deliberante ofrece la Audiencia Pública -acertada propuesta si la misma se declara vinculante- pero omite señalar quiénes (concejales) desafectaron de su uso originario, la parcela (durante la gestión Municipal 1991-1995), para otorgarle otra utilidad (comercial) donde actualmente se encuentra emplazado el Casino.

En aquel entonces existía una marcada resistencia de la minoría que no compartía la iniciativa de instalar un comercio sobre la Calle Diagonal Monseñor Cardenal Cagliero. Si la ordenanza (hace 15 años) no se hubiese sancionado, la cuestión no constituiría ninguna complicación en la actualidad.

Asimismo, este anexo del Casino del Balneario El Cóndor funciona con una autorización emitida (acuerdo) por el Municipio y éste detenta suficientes facultades como para que cumplimente lo dispuesto por el mismo.

Males
Afirmar que a partir de la suspensión del juego en los Casinos generaría “consecuencias económicas gravísimas para la provincia”, según lo manifestado por el señor interventor, es como justificar el mal mayor con uno menor, resultando en ambos casos una interpretación errónea. Se comparte lo expresado por el funcionario en cuanto a que “el juego de azar es una actividad netamente placentera y recreativa como una alternativa posible de entretenimiento y distracción…” a lo cual agrego que, por ese mismo motivo siempre se autoriza y habilita en cercanías de las playas o lugares turísticos por excelencia para brindar un servicio adicional al turista que en sus horas de ocio y esparcimiento desea esgrimir y poner en práctica su espíritu lúdico.

Por lo anteriormente expuesto, se sugiere para este caso en particular, la convocatoria

para la realización de una Consulta (Art. 102 C.O.M.) mediante la cual se pueda consultar a los vecinos acerca de su opinión sobre este tema tan espinoso y particular.

Un párrafo aparte merece el tributo aportado al Estado por los apostadores, ya que observamos que durante el acto de comercio donde se compran fichas para el juego no se emiten facturas de venta con el IVA discriminado.

Sería ridículo exigirlo pero el detalle de aportes al Fisco sólo se puede comprobar mediante auditorias de fiscalización y lo observado por el Veedor Oficial -destacado en el lugar por la Lotería-, nos produce duda en cuanto no siempre se observa todo lo que se debería controlar.

En cambio, cuando un consumidor compra en el supermercado resulta indudable que está tributando con su aporte individual al Estado, porque el pago efectuado queda registrado en el ticket emitido por el comercio.

Además, resulta totalmente veraz que muchas personas con sus necesidades básicas insatisfechas y con importantes carencias económicas recurren en última instancia al juego como una alternativa válida para aumentar sus alicaídos ingresos de una manera más rápida y eficiente.

Pero no reflexionamos que al repetirse sistemática y progresivamente la apuesta en el tiempo, se convierte en un hecho compulsivo y eso sí, resulta sumamente perjudicial para la salud del individuo, además de pulverizar sus recursos económicos.

Por último, como una resignación conformista de un hecho consumado podemos afirmar que a los tres protagonistas les asiste la razón. Está en nosotros -ciudadanos viedmenses- discernir entre lo que resulta conveniente y lo que no lo es para la salud del conjunto.

En los actores mencionados se vislumbran intereses, los cuales -afortunadamente- no están ocultos. Algunos actúan desde la conveniencia económica, otros con fines políticos, ya que se arrogan la representatividad de sus vecinos cuando en realidad, el pueblo gobierna a través de sus representantes cuando éstos están impedidos de voz y voto, y la consulta popular sería el mecanismo adecuado que más se ajusta para implementar ante una situación donde nuevamente, las opiniones repartidas, dividen a los ciudadanos.

En realidad, no se critica la audiencia pública propuesta, sólo que la misma debe ser vinculante. Acatar la decisión de la mayoría siempre constituye un acto democrático.

* Docente. Ex Concejal. Ex Subdirector de Comercio y Abastecimiento. Ex Director de Personal Docente. Fundador y Primer Presidente de la Asociación de Defensa del Consumidor de Viedma (Decovi) y Autor del Primer Manual Instructivo Nacional sobre Defensa de los Derechos del Consumidor.

Nota de Opinion Por Miguel Angel Knetch (*)

Fuente: NoticiasNet



Read previous post:
Zona de Azar – Turf – Peru – Proxima Reuniones – Claros Favoritos.
Close