Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar – Viedma – El obispo entra en el debate sobre el Juego.

obispoEl obispo de la Diócesis Viedma, Esteban Laxague, remitió ayer su aporte al debate sobre la ludopatía y los casinos en la ciudad en el que señala como “negativo y contradictorio” que los “juegos de apuestas sean muy necesarios para el financiamiento de la salud, de la educación, emergencias sociales”.

“¿Acaso estos servicios no deben estar contemplados y garantizados de por sí en el presupuesto del Estado?”, pregunta.

Según sostiene el sacerdote, “el juego puede convertirse en una actividad riesgosa para el desarrollo de la persona y de la sociedad, y es aquí donde el problema de los casinos entra en otras diversas ofertas de juego. El casino en muchos casos genera adictos, personas compulsivas, personas que ya no pueden jerarquizar sanamente sus tiempos, prioridades y valores”.

A continuación, indica que “desconocemos el número de los que están afectados por este mal en Viedma pero somos testigos de personas que justamente por el juego han período del trabajo y la familia, su propia autonomía y alegría”, y asevera que “sin dejar de señalar que es la libertad responsable de cada ciudadano la que ha de guiar a cada uno, afirmamos también la responsabilidad del estado en regular esta actividad teniendo en cuenta el bien común”.

Laxague hace referencia al “impacto social del casino en Viedma” y se pregunta si “carecemos de un marco legal que determine con más precisión el tema de las salas anexas de un casino, su razón de ser, su magnitud respecto a la casa principal, sus posibilidades y límites, su ubicación”.

“¿Entendiendo la armonía que debe darse en actividades, no habría que limitar los horarios en que debe funcionar esa actividad lúdica? Si bien frente a quien sufre la adicción al juego está previsto registrarse en el formulario de autoexclusión como utilizar la línea 0800, u otras medidas: ¿No habría que propiciar más actividades en la línea de asistir a esas personas como en prevenir la posibilidad de esta adicción?”, cuestiona.

Por último, el obispo plantea que “urge recorrer otros caminos de prevención y de propuestas para quienes buscan en este tipo de juegos salir de su soledad, angustia, pobreza, tristeza y que lejos de resolverlo los acrecienta”.

Fuente: Noticias.Net



Read previous post:
Zona de Azar – CGS 2010 – Caribbean Gaming Show & Conference.
Close