Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter ---Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta====. .Seguinos en Twitter @_fonta - Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter @_fonta -Seguinos en Twitter - @_fonta

Zona de Azar España – La Once Gana Terreno en un Ámbito Reservado para Empresa Privadas

España.- 23 de Diciembre de 2019 www.zonadeazar.com  Las empresas de juego privado intentan poner coto a la venta de productos fuera del establecimiento. Las CCAA tienen la última palabra.  El conflicto latente entre Loterías y la Once por un lado y, por otro, los operadores privados está poniendo en jaque algunas tradiciones muy arraigadas.

Un ejemplo reciente es la prohibición de uso de menores en el mundo del juego, que cuestiona la participación de los niños de San Ildefonso en el sorteo de Navidad. Ahora, emerge un nuevo punto de fricción que pone en duda la costumbre de compartir papeletas.

Se trata de la posible limitación en la venta de productos de juego de Loterías o la Once fuera de sus establecimientos. La polémica afecta, sobre todo, a los rascas de la Once, pero puede salpicar a una práctica más popular, la del frutero, carnicero o cualquier otro comerciante que, por Navidad, vende números entre la clientela con ánimo de repartir suerte.

El problema ha surgido con la Once. Al lanzarse a nuevos productos, especialmente los rascas, empezó a colocar en supermercados, gasolineras o bares unos pequeños expositores con sus juegos de azar.

Esta táctica ha puesto en pie de guerra a los operadores privados, que ven cómo una corporación de derecho público de carácter social y sin ánimo de lucro, la Once, gana terreno en un ámbito reservado hasta ahora a las empresas.

Las loterías, sean de la Once o de la Selae (Loterías y Apuestas del Estado), tienen aceptación social, hasta el punto de estar bien visto que un vendedor de cupones se pasee por las terrazas. Están obligados a vender dentro de sus locales, pero disfrutan fuera de ellos de un tácito consentimiento.

Sin embargo, los nuevos expositores de la Once han desatado la polémica. Regular la venta presencial de estos productos corresponde a las comunidades autónomas, que ven en ello un asunto espinoso, hasta el punto de que están dispuestas en algunos casos a renunciar a esta competencia. En la anterior legislatura, Extremadura y Comunidad Valenciana dieron pasos en este sentido que no llegaron a sustanciarse.

Algunas empresas del sector ven “un lobby muy potente” por parte de la Once para que las autonomías cambien sus leyes y, de forma explícita, renuncien a regular la venta de loterías fuera de los establecimientos. Sus rascas tendrían así facilidad para desplegarse por todo el país sin tener que batallar comunidad a comunidad.

Efecto VTC

El efecto es parecido a lo ocurrido entre los VTC (Uber y Cabify) y los taxis. Los primeros defendían que las licencias mantuviesen su carácter estatal, sabedores de que dejar la regulación en manos de las comunidades autónomas, como ya ha ocurrido, equivale a abrir 17 guerras, una por cada región, y a encontrarse en muchas de ellas con auténticos cerrojazos a su actividad.

En el mundo del juego, la competencia ya es autonómica y la Once aboga por elevarla a un plano estatal para que sus rascas no dependan de decenas de pareceres regionales. En este conflicto, la zona cero es Extremadura, cuyo Gobierno aprobó renunciar a su competencia, lo que puso en guardia a la patronal de juego CeJuego, en la que participan operadores como Codere o Cirsa. Las empresas y la propia abogacía autonómica criticaron la iniciativa y la Junta de Extremadura dio marcha atrás. Cambiaron la ley para dejar claro que, fuera de los establecimientos, la venta de juegos de azar precisa de una autorización del regulador autonómico.

Conflicto de competencia

El caso extremeño ocasionó un conflicto de competencia entre el Estado y el Gobierno regional que se ha saldado con un acuerdo entre administraciones. Se publicó a finales de octubre y sigue resultando enrevesado incluso para el propio sector privado, que se muestra ahora tranquilo, sobre todo tras conocer el un informe aclaratorio encargado al abogado Juan Alfonso Santamaría Pastor, de Gómez Acebo y Pombo, que participó en la negociación de la ley del juego estatal.

Su informe avala la necesidad de autorización autonómica para la comercialización de productos de Selae y de la Once fuera de sus establecimientos. Cualquier intento de vender extramuros sin el consentimiento de la comunidad autónoma es ilegal, sobre todo, y es aquí donde se cargan las tintas sobre la Once, cuando se instalan “equipos o terminales”, afirma el letrado en alusión a los rascas.

Las empresas de juego ponen énfasis en que es necesario poner coto a la Once, pero su pugna deja en entredicho las ventas de la Selae fuera de establecimientos, a las que se debería acompañar de autorización autonómica. Un limbo en el que opera la Lotería del frutero y que se encuentran en mitad del fuego cruzado en el sector.

Editó: @_fonta   www.zonadeazar.com



Read previous post:
Zona de Azar EE.UU – GIG: Hard Rock Hotel & Casino Sioux City en Iowa Lanzan Apuestas Movil
Close